Latidos de cariño y afecto que nutren al Alma.Gracias por su visita.

viernes, 13 de noviembre de 2009

¿ En tu niñez tú creías en la cigüeña?



Yo, como pacientita de la partera y enfermera del pueblo , porque mi abuelita, por todos lados le buscaba la salud a mi cuerpecito, me tocó ocupar tanto las instalaciones de madera, como las nuevas.
Y el mirar tantos rostros de madres, estrenando bebé, yo deseaba un dia ver llegar a la cigüeña; con ese engaño dulce, mi abuelita me llevaba a rastras, cada que necesitaba los servicios de doña Irma Gutiérrez.
Yo decía, no abuelita, esa cigüeña, no ha de existir.
Nunca la he visto. Y vaya que voy seguido a la clínica de doña Irma.
Y buelita, me enseñaba unos libros, con estampas de las cigüeñas.
¡Pero aquí no se ve que carguen bebes!
Y buelita me decía, ¿pues que no ves a los bebes en esa clínica?
Llegan las madres sin bebé, salen con bebe.
¡La cigüeña! anda, vamos a que te inyecten, y un dia la veras.
Y casi llegando a la clínica, mi abuelita, hacia la finta, ¡ahí va la cigüeña!
¿La viste?
¿Dónde?, ¿Dónde?
¡Uh, ya se fue!
Eso te pasa, porque vienes renegando, en lugar de pelar bien los ojos, entonces para que los quieres, ¿para venir llorando?, si solo es un piquetito de mosco.
Cuando estaba entre 1 ro., y 2do. Grado de primaria, me reunía con chiquitinas, nos metíamos entre la pared del foro, y una tela mallacorla, del solar del dr. Cantu.
Bien apretadas, que apenas cabíamos en ese como callejoncito, en intimidad.
Eso nos envidian los hombres a las mujeres, el chismorreo, llegamos a cualquier lugar, y al rato, ya estamos en confiancitas, el hecho de ser mujeres, nos da esa credencial, de tu y yo, podemos hablar el mismo idioma, desde muy pequeñas, somos mas abiertas, para preguntarnos de todo, a sabiendas, que ni a su hermano, se lo van a contar, ¿porque somos mujeres pues?; o si vamos al baño, ahí vamos, con otra de cuatacha,o el, vamos a peinarnos, y es solo, para ponerse uno de acuerdo en algo, de importancia, como que pedimos de comer, o de aquí, a donde le pedimos a los maridos que nos lleven, ya me imagino, a un hombre pidiéndole a otro hombre, vamos al baño, a…,pues no, eso sólo es prerrogativa de la mujer ,vamos ganando, de todo a todo, mujeres de principio a fin.
Y seguimos disfrutando, que nos llamen el sexo débil, pero vamonos mas despacio, ya conozco, a varios varones, que se han herniado, porque nosotras, de mujercitas mulas, les pedimos con voz melosa, que hagan de todo, baja aquello, que está bien alto y pesado, carga esto, ¿como que pesa?, y aquí si, levantamos la voz, para que se apene, y no se atreva a negarse al favorcito, de herniarse, para hacerle un caprichito a una mujer.
Y de pilón, en sus camas, de hospital preguntan porque señorita enfermera, hay más hombres herniados, que mujeres.
¿Que les decimos?, es que ustedes, son mas débiles, pero de sentimientos; pues no, físicamente, pues no, ¡uy!, a ver que hora se darán cuenta…de que no son Superman.
No hay que ser así, hay que cuidarlos, tan lindos que son, con su aire, del fuerte de la casa.
Bueno, en lo que estaba, en confiancitas, en como desde chiquitas, nos reunimos para saber un poco mas de aquello o de lo otro.
Ahí, entre el follaje, de unas matas de tulipanes, de flores rojas, de los cuales yo me comía sus pistilos dulces; mis amigas y yo, tratábamos de adivinar eso de los bebés.
Salió una con la novedad, que su mamá se había aliviado hacia poco, y que de entre sus piernas, había salido su hermanito.
Como se le vino de improviso, ahí en su casa lo tuvo.
¡No puede ser!
¿Y la cigüeña?
¡Puro cuento!
Yo escuchaba embobada, eran tiempos en que no se hablaba de esas cosas, y todo eran conjeturas entre chiquillas.
Pero cuando nuestra amiguita dijo, salen, por donde sale la pipi.
Yo no me aguanté y espete, el ¡no es cierto!, si ni la popo puede salir por ahí.
¡Como crees que un bebe!
Y todas reímos de la que estaba con nuevo hermanito.

(en la foto está mi hijo,de cuando era un bebito)

34 comentarios:

  1. Qué dulzura tu entrada!!! Yo no creía en la cigüeña, pero tenía mi teoría de que los bebés salían del aire (¿? supongo) cuando los papás se casaban, jaja .
    Por cierto, un bebé hermosísimo tu hijo!
    Cariños!!

    ResponderEliminar
  2. Sol-Imaginario Desesperación,gracias amiga por tu visita.
    Uno de pequeñín todo,pero todo se lo creía.
    y si no, lo inventabamos.
    Recibe un abrazo desde estas tierras de sol,playa,mar y mucho amor.

    ResponderEliminar
  3. hola marucha de niños siempre teniamos la fantasia de la cigueña, ke llegaba volando desde paris anuestras casas a entregar los nuevos bebes de la familia, pero hoy e dia ya nada de eso ocurre, nuestros hijos con eso de lascomputadoras y las clases la enciclomedia no es facil hacerles creer en estos cuentos, nos llevan un paso adelante, aun recuerdo un dia mi hermana le dijo a mi sobrino mayor ka ya habia nacido su hermanita ke la cigueña habia llegado de noche a su casa, y la niña le responde trankilamente hay mami como vas acreer ke la cigueña estaba en tu barriga si de ahi viene mi hermanita, no inventes, y esa es la realidad la inocencia se ha esfumado, ahora tenemos niños ciberneticos ke aveces contienen mas informacion ke una enciclopedia en su cabecita, bueno marucha un plcer leer tus historias un abrazo y bendiciones con amor...luz estrella

    ResponderEliminar
  4. Estrella-Luz, así es,se ha perdido la fantasía,pero se ha ganado en conocimientos.

    Recibe un abrazo querida paisana .

    ResponderEliminar
  5. Hola Marucha,

    Aquí estamos, echando una miradita a tu blog (s), aunque necesitaremos más tiempo para leerte y conocer más de ti. Gracias por visitarnos y compartir. Desde ahora, tus nuevas seguidoras paisana, un abrazo.
    Aillen y Esmeralda

    ResponderEliminar
  6. Marcuha, creo que todas hemos creido en la cigueña!! ya ves, en paises tan distantes y se creia en lo mismo. Era bonito por una parte esa inocencia que teniamos, dicen que no se debe mentir a los niños, pero creo que..cada cosa requiere su tiempo, su edad; si no se pierde la inocencia demasiado pronto y aveces el progreso no es demasiado bueno para los niños.
    Un saludo desde el Mediterraneo español

    ResponderEliminar
  7. Esmeralda y Aillen Torres bienvenidas a esta su casa.
    Reciban un abrazo amigas.

    ResponderEliminar
  8. Pepa, gracias por tu visita,y si,era hermoso ese creer en tantas cosas.

    Recibe mi cariño desde el otro lado del mundo.

    ResponderEliminar
  9. Hola, mi querida Marucha. Sí, qué risa, a mí de pequeña también me parecía que era imposible que por ahí saliese ningún bebé, jeje. Un besote fuerte y muy feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  10. MAYTE_ DALIANEGRA,gracias amiga por tu visita.

    Si de niñas hubieramos sabido lo que hoy sabemos,quien sabe, yo creo que ni dormiriamos unos días del susto.

    que bueno,las criaturas de hoy,como si nada.

    recibe un abrazo y mucho cariño desde estas tierras de mar y sol.

    ResponderEliminar
  11. Ay Marucha, que bonita esta entrada tuya de la cigüeña... y preciosa la foto de tu hijo chiquitito. Yo de pequeña también creía eso de que las cigüeñas traian en sus picos a los bebes, era lo que se decía y, como me lo decian los mayores (mi madre, mi abuela, mis tias) pues yo me lo creía y punto... ya era bastante mayor cuando conocí la verdad del asunto.
    Pero el hecho de que de pequeña me dijeran que las cigüeñas traen a los bebés, hizo y hace que ahora me caigan bien las cigüeñas, porque lo cierto es que las considero un pájaro muy tierno, asociado como lo tengo indiscutiblemente a la traida de niños... ya ves, al menos, ese cuentito ha servido para que tengamos un cariño especial por esas aves

    Un besote, ya sabes, supergordo y sonoro

    ResponderEliminar
  12. apm te fijas como los adultos eran bien complices (por criar bien a los chiquirrines) y todos se ponian de acuerdo en sostener una teoría.

    Pero ahora...no, no le creas, no,no es cierto.


    ¡ valgame Dios! y los chicos, pues si creen que saben más que los abuelos.

    Recibe un abrazo y muchos besos desde estas tierras de mar,sol y mucho amor.

    ResponderEliminar
  13. Hola he venido a tu blog a visitarte y Darte las gracias por los refranes dejados en Historias de mis abuelos. Estos tambien se dicen en Andalucía. A la señora del escrito le salió el más popular.
    Me ha encantado leer tu post. Yo me asombro de lo que saben los niños de hoy. No se si será mejor pues pensando en la inocencia en que viviamos Prefiero aquel tiempo a este.
    Un abrazo querida amiga.

    ResponderEliminar
  14. Josefa,gracias amiga por tus comentarios.

    ResponderEliminar
  15. Es cierto, con todo lo fuerte que nos queremos hacer, sin vosotras no existiría ni siquiera el reflejo, por eso necesitamos teneros cerquita. Y de la inocencia de la niñez, que decir, si es lo que nunca deberíamos perder, a ese niño que debiera seguir viviendo en nuestro interior, cuantas cosas no se solucionarían por ello,en fin, todos en cierto momento tuvimos a esa cigüeña volando a ras de la imaginación...

    Abrazzzusss

    ResponderEliminar
  16. ONUBIUS gracias amigo por tus palabras.

    Que pases una linda semana.

    ResponderEliminar
  17. Yo de niña creía totalmente en la cigüeña, pensaba que los niños los traía la cigüeña de París, y cuando descubrí lo contrario me llevé una decepción.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. María, a mi me pasó igual, ¿cómo,cuando,porqué? y el ¡ya no preguntes niña!
    ¡ya después lo sabras!
    ¿ saber que?
    a lo mejor era peor ese imaginarse cosas.
    Recibe un abrazo con mucho cariño.

    ResponderEliminar
  19. ay querida Marucha todavía se ríen los míos de riky, ahora que vi tu belleza de niño en la cuna me acorde y no puedo con la risa,te abrazo querida amiga

    ResponderEliminar
  20. Abue Fresca como las mañanas de mi país, que risa me da cuando me acuerdo de ese equivoco.

    Mira que aqui en la red aprende uno muchas cosas,como ha relajarse,ha ver que tu en tu país, y yo en el mío, somos tan parecidas,tan amigas,que da gusto poderte escribir.

    Recibe un abrazo fuerte,fuerte y todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  21. Mira tu por donde... cuando nació tu bebe ya no tenias dudas jejejejej, que mala soy...

    Te voy a decir que algo había en la mente de mágico, porque aun en día me llaman la atención las cigüeñas que no veas, siempre que me traslado a alguna parte de la zona de Castilla todas las torres de las iglesias siempre están ocupadas con sus nidos y me priva contemplarlas.

    Siempre o casi siempre apoyadas sobre una de las patas como los
    pelicanos, son finas elegantes tienen una magia especial.

    No tanto como tú mira que comer el centro de los tulipanes...cuando se es niño siempre se hacen trastadas y si no, no existiría la niñez.

    Y otra cosa te digo, tengo una hija con el mismo nombre de la partera, nombre que a través del tiempo cada vez me gusta más.

    Bueno amiga siempre es un placer llegar a esta tu casa por las vivencias tan bonitas que nos dejas y la sencillez al comentarlo.

    Un abrazo un beso con aroma a mimosas recién cortadas para ti.

    Esta que te escribe

    María del Carmen.

    ResponderEliminar
  22. Cuando me entere fue por un compañero de colegio me negue a creerlo, asi que cuando llegue se lo dije a un hermano y menuda sorpresa me lleve, mejor dicho un chasco...como cuando creia en los reyes magos...que pena porque me hacia tanta ilusion ese dia ya ves que lo unico que nos ponian mis padres era cosas que necesitamos, pero se agradecia tanto, ademas alguna cosilla en chucherria habia...despues de enterarme todo cambio...
    Con cariño
    Mari

    ResponderEliminar
  23. Pues no se si has recibido el otro comentario..si es asi...lo borras este...
    Te decia que me entere de esto por un niño del colegio fui corriendo a casa para informarme y fue mi hermano quien me lo dijo...menudo chasco que me dio...despues el peor fue lo de los reyes magos....con la ilusion que esperaba esa noche que lo unico que recibia era cosas que necesitaba para el colegio pero siempre habia alguna chucherria que me colmaba de felicidad...que tiempos aquellos despues de enterarme ya no fue nunca igual.
    Besos
    Mari

    ResponderEliminar
  24. Genial!!!!!!!!! Yo todavia sigo contando que asi es como nacen los bebes.

    Un placer leerte.

    ResponderEliminar
  25. salvadorpliego, MAESTRO de la POESIA , siento un enorme orgullo recibir sus comentarios en esta su casa-blog.

    Gracias por su visita,reciba un saludo con afecto desde tierras tamaulipecas.

    ResponderEliminar
  26. Marucha con la risa me olvide contestarte que si creía en la cigüeña, me encantaba ver ese pájaro de pico tan largo cargando un niño dentro de un pañal en su pico. ni le cuento a mis nietos estas "pavadas", ahí si que creerían que estoy pirucha, por ahora lo disimulo bastante bien, te abrazo querida amiga

    ResponderEliminar
  27. ¡¡Hola amiga!! Pasa por el blog Mis caricias del Alma cuando gustes, en ellas te he dejado un detalle para ti, con todo mi afecto.

    María del Carmen.

    ResponderEliminar
  28. siiiiiiiiiiiiii, yo creia en la cigüeña si. jajajaj me acuerdo como ahora marucha... wao.. que niñees

    ResponderEliminar
  29. Jajaja tienen razón; nunca creí en la cigüeña, aunque mi buela y mi tía me decían lo contrario. Como niño más que imaginativo, creía que los niños caían con los rayos del sol... nunca le encontré una explicación clara de grande, menos de chico... pero creía eso al fin.
    Ahora... de cómo me entere que venían los niños, me enteré de muy chico. Es que siempre tuve amigos más grandes... jejeje

    Beso enorme marucha, hace un rato que no pasaba por aquí. Un placer leerte!
    Naciste para contar historias ^^

    ResponderEliminar
  30. Maxwell Walt gracias amigo por tu visita.

    ResponderEliminar
  31. Ay que dulzura de entrada y cuanto recuerdos me trajo. A mi me educaron en la creencia de la cigüeña en la que yo creía a pie juntillas.
    Cuando mi madre estaba embarazada de mi hermana pequeña, me pasaba horas y horas mirando al tejado por si veía a la cigüeña depositar el hatillo con mi hermana dentro.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  32. !!ME ENCANTÓ TU POST.!! Tengo muchos recuerdos de mi infancia, YO SI CREÍA EN LA CIGÜEÑA,te contaré que como mis padres eran españoles,me dijeron que a mí me había traído la cigüeña de España, porque ella los traía del país donde eran sus padres, naturalmente que yo creía a pie puntilla lo que ellos me decían y ya en el colegio yo de 6 años mis compañeras se reían de mi, yo nací en Huancayo, una provincia del Perú, y eso lo sabían todas en el colegio de monjitas donde estudiaba, por lo tanto yo discutía con las que me decían que no era española como yo quería hacerlas creer, yo decía que mis padres me lo habían dicho y que ellos núnca mentian, las monjitas me decín no les hagas caso, es cierto a tí te trajo la cigüeña de España. !que lastima que esa inocencia ya no exista en los niños de hoy. Gracias por haberme hecho recordar esa época feliz de mi niñez.
    Cariños,
    María del Carmen

    ResponderEliminar
  33. es un v erdadero placer para mí, haberte encontrado.

    Amo México. Tengo muchas amistades allí, en diferentes lugares con las que me comunico seguido.

    Me alegra que te hayas hecho mi seguidora.

    besos desde Argentina

    ResponderEliminar
  34. MARUXA

    Minha amiga
    O regressar a casa é felicidade.
    Sentir o teu apoio ainda melhor.
    Começo a escrever devagar mas depressa vou estar a 100% tenho certeza
    Para ti o meu carinho

    ResponderEliminar

Gracias por visitar el blog